ESCUELA NORMAL SUPERIOR SANTIAGO DE TUNJA

INICIO

Qué hacer para protegerme del coronavirus?
 Hay distintas precauciones que puedes adoptar para reducir la probabilidad de contraer o de contagiar coronavirus Covid-19: Lávate las manos a fondo y con frecuencia usando un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
 ¿Por qué?
 Lavarse las manos con agua y jabón o usando un desinfectante a base de alcohol mata los virus que pueda haber en sus manos. Mantén distancia mínima de un metro con cualquier persona que tosa o estornude.
 ¿Por qué?
Cuando alguien tose o estornuda, despide por la nariz o por la boca unas gotículas de líquido que pueden contener el virus. Si estás demasiado cerca, puedes respirar las gotículas y con ellas el virus del coronavirus Covid-19, si la persona que tose tiene la enfermedad. Evita tocarte la cara: los ojos, la nariz y la boca ¿Por qué? Las manos tocan muchas superficies y pueden recoger virus.
Una vez contaminadas, las manos pueden transferir el virus a los ojos, la nariz o la boca. Desde allí, el virus puede entrar en su cuerpo y causarle la enfermedad. Estornudo de etiqueta. Tanto tú como las personas que te rodean deben asegurarse de cubrirse la boca y la nariz con el codo doblado o con un pañuelo de papel al toser o estornudar.
 El pañuelo usado debe desecharse de inmediato. ¿Por qué? Los virus se propagan a través de las gotículas. Al mantener una buena higiene respiratoria está protegiendo a las personas que le rodean de virus como los del resfriado, la gripe y el coronavirus Covid-19. Quédate en casa si no te encuentras bien. Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, busque atención médica y llame con antelación.
 Siga las instrucciones de las autoridades sanitarias locales. ¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el coronavirus Covid-19.
Si tienes síntomas, solicita atención médica a tiempo ¿Por qué? Siempre que tenga fiebre, tos y dificultad para respirar, es importante que busque atención médica de inmediato, ya que dichos síntomas pueden deberse a una infección respiratoria o a otra afección grave.
 Los síntomas respiratorios con fiebre pueden tener diversas causas, y dependiendo de sus antecedentes de viajes y circunstancias personales
Medidas de protección en zonas donde se está propagando el coronavirus...
Ante la llegada de la pandemia de coronavirus Covid-19, éstas son las recomendaciones de la OMS: 
Quédate en casa si empiezas a sentirte mal, aunque se trate de síntomas leves como dolor de cabeza, fiebre ligera (37.3 grados centígrados o más) y rinorrea leve, hasta que se recupere.
Si te resulta indispensable salir de casa o recibir una visita (por ejemplo, para conseguir alimentos), ponte una mascarilla para no infectar a otras personas.
¿Por qué? Evitar los contactos con otras personas y las visitas a centros médicos permitirá que funcionen con mayor eficacia y ayudará a protegerle a usted y a otras personas de posibles infecciones por el coronavirus Covid-19.
Si tienes fiebre, tos y dificultad para respirar, busca rápidamente asesoramiento médico, ya que podría deberse a una infección respiratoria u otra afección grave. Llama con antelación e informa a cualquier institución del sector salud sobre algún viaje que hayas realizado recientemente o cualquier contacto que hayas mantenido con viajeros.
Cuándo usar cubrebocas?
Si estás sano, sólo necesitas llevar cubrebocas si atiendes a alguien en quien se sospeche la infección por el coronavirus Covid-19.
Usa también cubrebocas si tienes tos o estornudos.
Si necesitas llevar un cubrebocas, aprende a usarla y eliminarlo correctamente.
Cómo ponerse, usar, quitarse y desechar un cubrebocas?
Antes de ponerte un cubrebocas, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
Cúbrete la boca y la nariz con el cubrebocas y asegúrate de que no haya espacios entre tu cara y la máscara.
Evite tocar el cubrebocas mientras lo usas; si lo haces, lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.
Cámbiate de cubrebocas tan pronto como esté húmedo y no reutilices los cubrebocas de un solo uso. Para quitarte el cubrebocas: quítatelo por detrás (no toques la parte delantera del cubrebocas); deséchalo inmediatamente en un recipiente cerrado y lávate las manos con un desinfectante a base de alcohol o con agua y jabón.